Nuestra Señora de la Concepción de Aparecida Octubre 12- Brasil

,

El 12 de octubre se celebra la solemne fiesta a Nuestra Señora de Aparecida, imagen que tiene como protagonista a tres humildes pescadores que atraparon en sus redes el cuerpo de Nuestra Señora de la Concepción sin cabeza. Tras una nueva tentativa atraparon la cabeza de la imagen. Animador por lo acontecido lanzaron de nuevo las redes con tanto éxito que obtuvieron una copiosa pesca.
La pesca tenia como objetivo preparar una cena para el gobernador de la capitanía de las Sao Paulo Don Pedro de Almeida, el cual venía haciendo un recorrido hacia Minas Gerais; es entonces que se les pide a Domingo Martins, Juan Alves y Felipe Pedroso, pescadores de la zona, para que salgan con sus canoas de pesca al río Paraíba para preparar la cena de recibimiento.
Luego de una intensa jornada donde no lograban pescar, en una de las redes lanzadas, encontraron una imagen que correspondía al cuerpo de una imagen, y al lanzarla nuevamente encontraron la cabeza de la imagen, la cual pertenecía a Nuestra Señora de la Concepción. Luego de eso el milagro en las redes se dió, y la pesca fue tal que debieron regresar a la orilla para dejar el pescado en las redes ya que el peso de la pesca amenazaba con hundirlos.
En nombre del hallazgo de los pescadores, la denominaron Nuestra Señora de Aparecida. No se sabe con certeza porque llegó al río, lo que se sabe es que la imagen de terracota de unos 39 centímetros pudo haber sido diseñada por las comunidades benedictinas, las cuales manejaban la técnica de terracota, y se especula que fue obra de Fray Agostino de Jesús del monasterio de Santa Ana de Paranaiba en el año de 1650.
En año de 1737 se le construyó un santuario pronto los fieles empezaron a acudir allí y la Virgen a conceder milagros, lo que hizo que esta capilla en Itaguassú quedara muy pequeña para su veneración.
Se realizaron construcciones en los años de 1852 y 1888. En el año de 1946 se inició la construcción de la basílica actual, capaz de acoger 45.000 fieles, siendo la segunda basílica más grande del mundo. En 1904 la imagen fue coronada solemnemente, y el Papa Pío IX la declaró en el año de 1930 como patrona de Brasil. El papa Juan Pablo II en el año de 1980 le visitó y la basílica fue consagrada.
La fe del pueblo brasilero también se hace presente en Chile, sus fieles devotos le visitan en las Parroquias de Nuestra Señora de Pompeya, allí la comunidad brasilera celebra la eucaristía en portugués. Los primeros sábados de cada mes y María en la advocación de Aparecida siempre está presente.

Fuente: Devociones Migrantes en Chile

Habilidades

Publicado el

octubre 10, 2020

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.