Migraciòn y Derechos Humanos.

,

Se calcula que en la actualidad 258 millones de personas viven fuera de sus países de origen y se sabe que han emigrado por diversos motivos, con los cuales la búsqueda de protección y de oportunidades está entrelazada de manera indisociable.

Aunque para algunos individuos la migración sea una experiencia positiva y fortalecedora, resulta cada vez más evidente que la falta de un sistema de coordinación de la migración basado en los derechos humanos de ámbito mundial, regional y nacional está creando una crisis de derechos para los migrantes, tanto en las fronteras como en los países de tránsito y destino.

Los migrantes, en particular los que están en situación irregular, suelen vivir y trabajar clandestinamente, con miedo a quejarse, se ven privados de derechos y libertades y son mucho más vulnerables que el resto de la población a la discriminación, la explotación y la marginación.

Las vulneraciones de los derechos humanos de los migrantes, que abarcan la negación de acceso a derechos fundamentales, como el derecho a la educación y el derecho a la salud, suelen estar estrechamente vinculadas a leyes y prácticas discriminatorias y a actitudes muy arraigadas de prejuicio y xenofobia en su contra.

El ACNUDH defiende y trabaja para promover la protección y el cumplimiento de los derechos humanos de todos los migrantes, cualquiera que sea su condición o circunstancia, con especial atención a las mujeres, los hombres y los niños que se encuentran más marginados y en riesgo de padecer vulneraciones de derechos humanos.

El ACNUDH ha creado diversas herramientas para perfeccionar el marco jurídico de protección de migrantes y apoyar a los Estados en el cumplimiento de sus obligaciones en la materia. Los Principios y directrices recomendados sobre los derechos humanos en las fronteras internacionales tratan de asegurar que las medidas de control de fronteras se aplican de conformidad con el derecho internacional de los derechos humanos y otras normas pertinentes. Un estudio sobre la situación de los migrantes en tránsito contiene recomendaciones cuyo fin es abordar las lagunas esenciales en la protección de esos migrantes. Varias publicaciones sobre los derechos económicos, sociales y culturales de los migrantes que están en situación irregular y sobre la promoción y protección de los derechos humanos de los trabajadores del hogar migrantes en situación irregular ofrecen abundante documentación para ayudar a comprender el alcance y contenido de los derechos humanos de los migrantes en situación irregular y explican detalladamente los obstáculos jurídicos y prácticos al respecto. Consciente de la necesidad de apoyar los puntos de vista de los migrantes, el ACNUDH ha difundido un breve documental, titulado I Am Not Here[No estoy aquí], que pone de relieve la situación de las mujeres indocumentadas que trabajan como empleadas del hogar.

Una estrategia migratoria basada en los derechos humanos

Una estrategia migratoria basada en los derechos humanos sitúa al migrante en el centro de las medidas políticas y de coordinación de la migración y presta especial atención a la situación de los grupos de migrantes marginados y desfavorecidos. Un enfoque así también velará por que se incluya a los migrantes en las estrategias y los planes de acción nacionales pertinentes, tales como los relativos a la oferta de vivienda pública o las estrategias nacionales para combatir el racismo y la xenofobia. Los mecanismos de derechos humanos, tales como el  Relator Especial sobre los derechos humanos de los migrantes y el  Comité sobre los derechos de los trabajadores migratorios, han declarado de manera inequívoca que, si bien los países tienen el derecho soberano de decidir las condiciones de entrada y residencia en sus territorios, también tienen la obligación de respetar, proteger y cumplir con los derechos humanos de todas las personas que estén bajo su jurisdicción.

Naciones Unidas

Habilidades

Publicado el

mayo 24, 2021

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.